5/3/14

Ensaïmada Mallorquina


 



Hoy por fín!!! puedo estrenar la nueva imagen de mi blog!!!. Gracias a Proyecto Pastelito por su paciencia y su buen hacer pero sobre todo su paciencia!!

 Hacía tiempo tenía ganas de publicar pero no encontraba el momento justo. Pues bien, esta ensaïmada mallorquina bien merece el esfuerzo.
Es uno de los postres típicos de Mallorca, centenario diría yo. No hay un horno en Mallorca que no ofrezca esta delicia con sus varios rellenos.
{ Data del siglo XVII  donde se encontraron las primeras referencias escritas de la confección de este postre con motivo de fiestas y celebraciones.
Actualmente, la Ensaimada de Mallorca constituye el producto de repostería por excelencia con el que se identifica la Isla de Mallorca y cuenta con un gran reconocimiento social. En este sentido, la actividad turística desarrollada en la Isla ha permitido que este producto adquiriera un reconocimiento internacional.
La Ensaimada de Mallorca, a propuesta de la Associació de Forners i Pastissers de les Illes Balears obtuvo su protección como Denominación Específica, el año 1996 y en abril de 2003. El gobierno de las Islas Baleares aprobó el Reglamento, actualmente vigente, que la reconoce como Indicación Geográfica Protegida} fuente-WIKIPEDIA

Esta que os presento es la lisa, es decir que no tiene relleno. Desde luego tengo que decir que yo no soy una experta en ensaïmadas pero la verdad es que el sabor y la textura son los mismos, quizás a mi gusto mucho mejor ya que no me gusta cargarla de manteca. Aunque se suele decir que mientras mas manteca mas buena.


  
Os dejo un paso a paso para que se os haga más fácil pero desde ya os digo que no es complicado es solo técnica. El tiempo de amasado es esencial para conseguir una masa fina y casi transparente, tendremos que estar unos 20 minutos (yo me pasé 30 minutos).
  
Empezamos!!







Para la masa madre:
10g de levadura fresca
30 ml de agua tibia
35 g de harina de fuerza
 Ponemos el agua al microondas, con cuidado de que no se pase debe estar tibia, importantísimo. Diluimos la levadura fresca y removemos, una vez disuelta,
agregamos la .harina. Tapamos con un paño  y reservamos. Dejamos fermentar durante 20 minutos

Para la ensaïmada:
 190g de harina de fuerza
1 huevo
60g de azúcar blanco
30 ml de agua tibia
5g de levadura fresca

En un bol batimos el huevo con el azúcar y vamos agregamos la mitad de  la harina tamizada. Añadimos el agua templada y el resto de la harina. Hemos de conseguir una masa pegajosa.
Ponemos aceite en la encimera y empezamos a amasar.  Si vemos que la masa se pega pondremos otro poco de aceite. Hay que amasarla unos 20 minutos. Tendremos que conseguir una masa elástica y casi translucida.
Ponemos un poco de aceite en un bol y tapamos con papel film, dejamos reposar dos horas o hasta que  doble su volúmen, en un lugar tibio y sin corrientes de aire. Yo suelo dejarla dentro del microondas o dentro del horno  apagado.
 Pasado este tiempo la  sacamos y golpeamos un poco contra la encimera para quitarle el aire. Cortamos la  masa en dos porciones ponemos un poco de aceite en la zona de trabajo y pasamos el rodillo dejándola bien fina.  Ahora debemos estirar  la masa con las manos, cogemos desde una esquina y levantamos con cuidado de no romperla, aunque si se rompe no pasa nada mas tarde al enrollarla no se notará. Una vez tengamos la masa bien estirada vamos enrollando con cuidado hasta conseguir  una especie de cordón. La dejaremos reposar media hora mas. Hacemos la misma operación con el siguiente trozo.

 Mientras preparamos la bandeja donde irán nuestras ensaïmadas. Ponemos papel vegetal ligeramente engrasado.  Bien ahora estamos en el último paso. cogemos el espiral de masa y agarrándolo de cada punta vamos alargándolo poco a poco con mucho cuidado de no romperlo. Lo enrollamos en el puño para ponerlo en la bandeja de hornear en forma de espiral en la dirección de las manecillas del reloj. Guardamos en un lugar seco y dejamos levar unas 10 o 12 horas. Podemos dejarlo toda la noche y hornearlo en la mañana.
Encenderemos el horno a 200º  ponemos un cuenco que resista temperaturas altas con un poco de agua dentro, el vapor que libera hará que la corteza quede crujiente.
Metemos la ensaïmada  y rápidamente bajamos a 180º. La horneamos durante 15 minutos o mas depende del horno. Tiene que estar bien doradita para que quede crujiente pero cuidado de no quemarla.
Dejamos enfriar para espolvorearla con azúcar glass. Y ya es el momento de sentarnos y disfrutar de nuestro trabajo con una buena taza de café .

Hasta la próxima!

 https://sites.google.com/site/elobradordemama/ensaiemada-mallorquina